Image Alt
  /  A-Derma

A-Derma

La base de A-DERMA es una avena dermatológica, un activo extraordinario para reequilibrar, calmar y reparar las pieles frágiles.

La Avena Rhealba®, la Avena dermatológica, reequilibra, calma y repara las pieles frágiles. Esta triple eficacia, combinada con una tolerancia óptima, es la mejor carta de presentación de A-DERMA gracias a este exclusivo activo. 30 años de experiencia y 50 estudios realizados con más de 20 000 personas la han convertido en la referencia ineludible para cuidar y proteger las pieles frágiles, la referencia para todas las familias, porque todos, en un momento u otro de nuestras vidas, tendremos la piel frágil. La Avena Rhealba® se obtiene mediante un proceso de producción local que funciona como un engranaje perfecto: desde el cultivo hasta el producto acabado, ¡A-DERMA no deja nada al azar!
El tiempo es clave

Las plántulas de Avena Rhealba® alcanzan su máxima concentración de moléculas activas a las 12 semanas de vida. En ese momento, los equipos tienen 7 días para recolectar esta inagotable fuente de beneficios.
Una recolección exigente

Cada hectárea permite obtener 15 toneladas de avena, es decir, 100 kilos de activos. La recolección debe realizarse rápido, porque las plántulas de Avena Rhealba® no soportan más de una hora de trayecto una vez cortadas. Pasan solamente 20 minutos en el camión que las transporta hasta el lugar de secado.
Un secado con la máxima protección

El proceso de secado de la avena dura dos días. Ambiente: suelo de cemento perforado, ventilador a 45 °C, mezcla cada cierto tiempo y, luego, triturado.
Una extracción delicada

Una vez secas y trituradas, las plántulas de Avena Rhealba® pasan por un extractor al que se han añadido disolventes. Tras un proceso de calentamiento y mezcla, se obtiene residuo de avena y, después de la concentración y la evaporación de los disolventes, el concentrado, la fuente de activos. En este preciso momento, el extracto de plántulas de Avena Rhealba® no presenta proteínas, que dificultarían su tolerancia en las pieles reactivas.
Un proceso de producción seguro

Los tratamientos A-DERMA se producen en una fábrica de 32 000 m² situada en la región del Tarn. Tras mezclar los ingredientes, los productos se colocan en unas cubas estériles y luego pasan por una cadena de envasado, en la que se inyecta aire a los tubos para evitar cualquier rastro de partículas.

Así es como la plántula de Avena Rhealba® consigue la aprobación unánime de los investigadores: por su concentración estandarizada de moléculas antiirritantes y su alto contenido de activos reparadores y reequilibrantes, verificado en 27 puntos de control.